viernes, 28 de abril de 2006

...Vacío...

Después de todo tú tenías razón...La vida no sirve para nada. Lamento no haberme ido contigo, pero pronto volveremos a reunirnos...
Lo Prometo

http://www.laescolar.com/archivo/depresion/depresion1.jpg

I miss you, I miss you so far
and the collision of your kiss that made it so hard

When will I miss you, when will I miss you so far
and the collision of your kiss that made it so hard
made it so hard...

||_†τåммч†_||

domingo, 23 de abril de 2006

...Esperar...

Nada ha cambiado. Desde que marchaste, nada cambió. La vida pasa con normalidad, la gente continua con su camino como si nada, todos lo hacen, todos deberíamos hacerlo. Debería olvidar. Pero, en el fondo, el olvido me da miedo, no puedo olvidar. No quiero olvidar. Olvidarte sería como volver a perderte, y sé que no lo aguantaría. Olvidarte sería como traicionarte, y no me lo perdonaría. Tal vez sea por eso por lo que en todo este tiempo no me moví de aquí. Yo sigo aquí. Para mi el tiempo no pasa, todo acabó, quedó paralizado en el instante que te fuiste y aquí sigo yo, sentada junto a la misma ventana. Y sigo aquí. Tengo miedo. Miedo a que te diera por volver en el momento menos oportuno y no me vieras; miedo a que aparezcas inesperadamente y no encuentres lo que dejaste. Tu huella sigue aquí, y yo la guardo para ti. Y debería olvidar. Todos estos años he estado esperandote, pensando en dónde estarías, cómo y con quién. Pero por más que lo intento no puedo. El tiempo pasa, y ya ni siquiera recuerdo tu rostro. Sólo sé que un día, sin más, te marchaste y no te volví a ver. Quisiera que volvieras; me gustaría que regresaras y para ti todo estubiera igual. Pero el tiempo...diez años hace ya, a veces parece que fue ayer mismo, otras que nunca ocurrió, como si sólo fueras una ilusión. Hay quien dice que sólo una ilusión fuiste, nadie te recuerda ya, nadie habla de ti, ni te mentan. Pero yo aún te recuerdo, vagamente recuerdo el sonido de tus pasos, el olor que desprendías al pasar...tu voz. Pero no recuerdo tu rostro. Es como si el tiempo lo hubiera borrado. Lo odio ¿Por qué te marchaste?Nada ha cambiado ¿sabes? pero todo es distinto ahora...

||_†τåммч†_||

Alba

Los pies descalzos sobre la arena húmeda, sus ropajes arapientos y rotos arrastran por el suelo, quedando mojados los bajos de lo que anteriormente fue un vestido por las turbias olas del mar. La brisa empieza a agitarse bruscamente, revolviendo entre si los finos cabellos negros de la muchacha, enturbiandole la vista, cosa que no le impide seguir avanzando. Las primeras luces del alba ya asoman a lo lejos del orizonte, como emergiendo del fondo del mar, algo tan lejano y a la vez tan próximo que hace que la joven herida detenga su paso para observar tan preciada escena. Clava sus ojos en el orizonte, buscando la luz, mas sólo ve reflejos, reflejos de lo que un día fue su vida, los restos de sus recuerdos que tiempo ha quedaron en el fondo del mar, cayendo en el olvido. El frío hace entrelazar sus brazos a la muchacha,que se abraza estremecida de dolor y tristeza cerrando sus inexpresivos ojos, luego cae de rodillas a la arena y una fria lágrima se desliza por su mejilla. Se estremece. Pierde poco a poco las esperanzas de continuar, sabe que ya no se podrá levantar; abre de nuevo sus ojos, sólo alcanza a ver la orilla del mar justo enfrente y se hacerca de rodillas. El agua moja sus piernas, y a medida que avanza la va cubriendo poco a poco, mientras la luz solar emerge del mar y la brisa torna el mar calmo en marejada. Sigue avanzando, se pone de pie y camina entre las aguas turbias sin ver hacia donde mientras estas la van cubriendo por completo. Y continua avanzando, encogida de frío y dolor ya casi impercevibles, dejando ir el poco aliento que le resta, quedando substituido por el agua. Cierra los ojos y se unde en el mar, cada vez va cayendo más profundo hasta llegar lentamente al fondo. Allí ´puede contemplar los rayos del sol que tratan de llegar hasta tal profundidad, pero que se pierden por el camino absortos por las aguas más superfciales. Entonces el viento cesa. El sol sale, amanece un nuevo día y el mar se calma, y entre él sólo sale un largo vestido blanco, arapiento y roto que flota en la superfície; y en la profundidad ella se reencuentra con su esperanza, recobra su paz y las fuerzas, y en silencio se deja llevar por las corrientes marítimas que la alejaron de su hogar, para llevarla a donde debe estar: la oscuridad.

||_†τåммч†_||

jueves, 20 de abril de 2006

Locura en la Oscuridad

Entonces la mesa empezó a tambalearse, como si una fuerza extraña y paranormal la agitara violentamente, cogiendo luego los folios en los que la anciana había escrito todo lo que percibia de los niños, reduciendolos a añicos delante de los intrusos, que observaban impotentes. Era ella, al fin lo recordó, entendió todo lo que había sucedido, y cuando los otros marcharon, se quedó en el pasillo, junto a sus hijos, los tres abrazados.
-Al principio no podía entender que hacía la almohada en mis manos, ni por qué no os moviais. Pero luego me dije: ha pasado, he matado a mis hijos. Cojí la escopeta, apunté a mi frente y apreté el gatillo, nada...Entonces escuché vuestras risas en mi dormitorio, estabais jugando con las almohadas como si nada hubiera pasado y pensé: el señor y su infinita misericordia está dándome otra oportunidad diciéndome "no te rindas, se fuerte, se una buena madre para ellos...". Pero ahora...ahora... ¿Qué significa todo esto?¿Dónde estamos?
-Eso es lo mismo que dijo Lydia cuando comprendió que los tres estabamos muertos, y esa fue la última vez que habló, pero no he podido contárselo hasta ahora[...] Los intrusos se marchan, pero otros vendrán, unas veces los peciviremos, otras no, es asi como ha sido siempre, señora...
[...]
-Si estamos muertos, ¿dónde está el Limbo, mamá?
-Ni siquiera sé si existe el limbo, no sé más que vosotros, pero sé que os quiero, siempre os he querido y esta casa es nuestra...decid conmigo: la casa es nuestra...la casa es nuestra...[...] Nadie podrá echarnos de esta casa...


Fragmento final del thriller Los Otros,

de Alejandro Amenábar.