lunes, 5 de junio de 2006

Carta a una amiga...

May, si lees esto supongo que sobra decir el por qué... Sé que te prometí que no lo haría, que no volvería a intentarlo. Que sería fuerte, que lucharía hasta el final pero no pude...Como siempre, fracasé en todo lo que me propuse. No te pediré perdón por haber hecho lo que hice, pero sí por no poder estar contigo en este instante. Supongo que ahora mismo me odiarás por haberte mentido, que no piensas perdonarme, y es justo, tampoco lo esperaba; pero sé que tarde o temprano te repondrás y yo caeré en el olvido. Eres fuerte, muy fuerte, mucho más que yo. Siempre fue así. La diferencia es que yo ocultaba mi devilidad, y tú...
Sobran las palabras, sólo quiero que sepas que te estoy muy agradecida por todo lo que has hecho por mi siempre, por estar a mi lado y no abandonarme. Ahora es vano decir cuanto te aprecio, pero aún así espero que lo tengas presente. Gracias por haberme aguantado todo este tiempo y por haber guardado mis secretos, sabes que siempre te vi como una parte más de mi. Eres la persona en quien más confío, y eso es algo que nunca cambiará. Sólo espero que lagún día me perdones, que desntro de ti guardes aunque sea un mísero recuerdo de lo que ahora mismo sólo quedarán cenizas. Tú siempre permanecerás dentro de mi.
Lamento que todo esto acabe así. Sé que lo que voy a hacer os hará mucho daño, pero confío en que tarde o temprano me entendáis y sepais cuanto os he querido y cuanto os voy a añorar...Bueno...ya sabes, las despedidas no son lo mio...
Hasta siempre.
http://www.dcc.uchile.cl/~cfuenzal/literatura/pluma.jpg

||_†τåммч†_||

1 comentario:

pitusa38 dijo...

Hola Tammy!!! he estado mirando detenidamente el blog, me encontré con esta entrada que me ha dejado fría, me queda claro para que te dispides.
Me recuerdas a mi en un momento de mi vida, me equivoqué y pensé que lo podría arreglar huyendo, desapareciendo, siendo en definitiva una cobarde.
SE debe de quedar una frente al espejo en todo momento, mirarse a la cara, decirse aqullo que los demás no son ya capaces ni de pensar.
Pero aún así hay que avanzar, es lógico encontrar trampas en el camino, es que cada avance por la vida, cada persona en su caminar debe de ir sola, es totalmente individual, pero siempre dando la cara, siendo fuerte.
Cuando ya no quedan fuerzas, uno debe de mirar en su adentro, allí hallará las soluciones que necesita.
La muerte nos está esperando, acecha, no le demos tregua, evitémosla. OK???
Un beso