domingo, 24 de diciembre de 2006

...NavidadesSinTi...

No recuerdo exactamente la hora que era, ni el tiempo que llevaba bajo la lluvia, pero era tarde, muy tarde. Pocas luces permanecían aun encendidas, sólo las farolas dejaban ver lánguidos y ténues reflejos blancos entre la niebla y la lluvia. Me levanté empapada y caminé dando tumbos hasta el portal, curiosamente acerté a la primera, y rebusqué entre el bolso las llaves. Debí pasar unos cinco minutos buscando, y otros tantos para encontrar la cerradura. Entré y solté el bolso y el abrigo en la entrada, los zapatos por el pasillo y fui directamente al mueble bar del salón. Busqué el whiskey escocés ese tan caro que siempre traias a casa, aun estaba ahí, intacto en su botella de cristal tallado, y cogí el vaso a juego con un par de cubitos. Me tiré en el sofá, completamente a oscuras, y me quedé mirando fijamente a través de la ventana. No veía nada, sólo el agua deslizándose rápidamente por el cristal helado, difuminando las luces de colores y los coches al pasar; mientras, con la mente en blanco, daba tímidos besos a mi copa, que poco efecto tenía ya. Y otra vez, volví a perder la noción del tiempo. 

Recordé cuando aún estabas en casa. Las últimas fiestas que pasaste aquí. Todo parecía tan perfecto, hubiera dado cualquier cosa por detener el tiempo en aquel instante en que te acercabas al mismo sofá, con las mismas copas en la mano... es increíble lo que pueden llegar a cambiar las cosas en tan poco tiempo. De repente te vi entrar por la puerta, empapado y sonriente, con varios regalos enormes envueltos en papel de diferentes colores. Tus dulces ojos azules me miraban con tanto cariño, tu voz emanaba de tus suaves labios con tanta calidez... Todo era como antes, la casa estaba decorada, mil lucecitas centelleantes de mil colores distintos adornaban el techo, guirnaldas doradas y plateadas caían por los marcos de puertas y ventanas, y junto a la chimenea encendida un gran abeto natural se ergia entre aquella orgía de ilusiones y buenas esperanzas, revestido de nuestros mejores deseos para comenzar un nuevo año juntos. Todo era tan especial cuando estabas tú, cuando sentía tu piel junto a la mía, cuando tus ojos me miraban y tus labios me contaban tus te quiero, cuando tus brazos me rodeaban tan fuerte que sentía que nunca me abandonarías... eras tan especial. Y volvías a estar junto a mi, en nuestro sofá, abrazados los dos podía sentir tu aliento en mi nuca, los latidos de tu corazón, tus caricias... Era perfecto sentirte de nuevo conmigo. Hasta que sonó el teléfono.

Tenía mucho frío y un sabor agrio en la boca, el de toparse con la cruda realidad después de haber soñado con el paraíso de tu boca, el sonido del teléfono resonaba con insistencia en mi cabeza, crispándome los nervios dormidos. Me incorporé levemente, me dolía el cuello, la espalda también, y buscando torpemente en la mesita descolgué.
-Hm...¿Diga?

Otra vez no tuve respuesta. Sólo ese inquietante dolor de cabeza, ese estremecimiento de las extremidades congeladas, caladas hasta los huesos, ese amargor... esa desesperación que llevó a tantas botellas a mi boca por tal de olvidar mis fantasmas del pasado. Ese vacío que me sigue impidiendo guardar tu ropa, quemar tus fotos y romper tus cartas. Este lamento crudo e incombustible de no poder salir adelante sin ti, de no poder encontrar consuelo en nada ni en nadie. Sólo tuve silencio.
-...

Y colgó. Y no tuve ni el valor para volver a cuestionarme quién sería, ni por qué no se atrevería a contestar nunca. Y ahí, en el mismo jarrón sin agua, siguen pudriendose las rosas que llegan cada mes, sin remitente ni acompañante. Y junto a ellas, espero verte regresar para encender de nuevo las luces de colores y mis esperanzas apagadas.

2 comentarios:

Azahara dijo...

Wenas sis!!
Cada dia me sorprendo mas viendo los pedazos de escritos que haces... Son la leche (ojala yo escribiera asin)xD
Bueno xoxi... como veo que aqui no tens ningun coment pos te lo pongo yo que por algo soy Aza... ( me e adelantado Don Steven)
Y va... que te kiero mucho mucho mucho... que me importas muchisimo que eres mi mejor amiga y que no lo olvides...Que vales mucho y lo sabes, aunque digas que no.
Enga preciosa besitoss de chocolateee (k)

Anonymous dijo...

Wenas sister!!
Cada dia me dejas mas alucinada con los textos que escribes... tienes talento baby!!
Como veo que no tenias ningun cometario aqui pues voy a ser la primer a no ser que steven se alla adelantado ¬¬
Bueno decirte que eres mi mejor amiga... que te quiero un monton y que vales mucho... y que lo que te propongas lo vas a conseguir... y NO QUIERO VERTE DEPRE, por que no me gusta verte asi.
Y bueno ya me voy despidiendo...Te kiero sisterrr... 4EvER