jueves, 5 de abril de 2007

Lágrimas




Porque cuando no sabes hacia dónde ir, te sientes sola. Porque cuando das pasos en falso y te quivocas, estás sola. Porque cuando ves que todo esfuerzo ha sido vano, la culpable, eres tú. No hay más. No hay nadie más. Nada cuenta, nadie lo intenta. Al final todo vuelve al principio. A ti. Estás sola. Y no hay más. Te has equivocado mil y un veces, te has cansado mil ocasiones más, te has hundido cuanto ellos han querido. Has perdido tu fe, tu alegría, todo. Te has perdido a ti misma. No te queda nada. No sabes hablar, no puedes caminar. No sabes nada. Todo contador vuelve a cero. Y tú estás sola. Estás hundida, destrozada, humillada, cansada, pero sola, y nadie ni nada podrá cambiarlo. Intentarán venir, intentarán saber el por qué. Intentarán que te sientas mejor, que olvides, que sonrías. Tratarán por todos los medios ser alguien para ti. Pero cuando realmente los necesitas, cuando es importante y crucial su presencia, nadie está ahí. Sólo tú y tu oscuro reflejo. Sólo tú. Y no importa. Nunca ha importado, ni importará. A nadie. Ni siquiera a ti. Te acostumbras, te adaptas a tu rutina, te habituas a ver girar la misma rueda una y otra vez, a estar enganchada en esa noria, a ver como todo da vueltas sin cesar. Te aclimatas a que todo escape a tu control. Pero no pasa nada. Porque cuando necesites reír, cuando necesites salir de tu burbuja, seguirás estando sola. Reirás, cantarás y dormirás sola. Vivirás sola. Por mucha gente que te rodee. Por muchas personas que te importen. Por muchos seres a los que les importes. Para lo que de verdad cuenta estás sola. Y debes acostumbrarte. Debes aceptarlo. Si no puedes llevar tu vida sola, si no puedes controlarla, no la vivas. No sirve de nada. Esto te queda grande. Recuérdalo la próxima vez que tus lágrimas frías rueden por tus mejillas, mojen tu almohada, aprisionen tu corazón o te hagan arder las entrañas. Aquí dentro, en tu pequeño mundo de inseguridad y sensaciones muertas sólo estás tú, y sólo están tus lágrimas.
||_†τåммч†_||

No hay comentarios: