sábado, 9 de junio de 2007

Verano




Verano. Luz. Sol. Tranquilidad. Soledad... Mar.

Tres meses. Sólo tres meses al año. Y hacen más que los otros nueve. ¿Por qué? Los días son vacíos, el tiempo se detiene, el ruido desaparece. Sólo quedas tú. Sólo quedo yo. El sueño se prolonga, los ojos se alisan, la piel se dora a los cálidos rayos del sol. Los cabellos se mecen al compás del viento, los pies bailan la melodía infinita de las olas. Aquí sentada, a la orilla del agua, pensando frente al mar. Aquí todo se detiene en ese momento efímero en que el mar y el cielo dejan de confundirse. Aquí se para todo cuando se atisban los tibios y resplandecientes rayos del sol, emergiendo desde el horizonte, aguardando entre las olas un nuevo anochecer. Aquí sentada todo está bien. Y tarareo mi canción, nuestra canción, y sonrío ante el infinito océano abierto ante mi, incitandome a entrar en sus corrientes de sueños sin fin, de esperanzas y lágrimas de soledad. Cierro los oj
os y el olor a sal me reguerda tu aroma, palpo la fina arena y me recuerda el suave tacto de tu piel, la brisa me trae tus caricias... y me encantaría que estuvieras aquí, sentado, conmigo frente al mar. Solos tú y yo. Solos nosotros y el mar. Solos los tres frente a la eternidad. Y aunque ya no estés aquí, siempre habrá mar para recordar. Siempre quedarán lágrimas para salar sus aguas. Siempre quedará arena pera acallar la pena. Siempre me quedarás tú cuando vuelva a este lugar. A perder las miradas entre las olas, a regalar mis esperanzas al sol. A olvidar el olvido en el mar.
-
For what is worth, I love you...And what is worse, I really do...

||_†τåммч†_||