jueves, 29 de enero de 2009

Despertar


- ¡Mira que foto he encontrado! Dios, ¿cuántos años debe de tener? Casi ni me reconozco... Fíjate, aún estaba MiuMiu... ¡Nunca vi felino más arisco! Madre mía, cómo han cambiado las cosas... ¿Verdad?
- ...
- ¿Recuerdas este lugar? Yo si.
Lo recuerdo como si ahora mismo estuviera allí. En parte, creo que estoy allí, aunque sea de una forma espiritual, no sé... Es como si parte de mi se hubiera quedado allí para siempre. En parte me alegra. No me gustaría olvidar aquel sitio, tan bonito, tan único, tan... mágico. No sé si habrá otro lugar en la tierra más bonito que ese, o que signifique tanto para una persona como ese lo significa para mi... para nosotros. ¿No crees?
- ...


- No sabes cómo desearía poder estar allí ahora. Poder escapar de estas cuatro pareces que me hacen enloquecer, estos blancos muros acolchados que parecen menguar por las noches y asfixiarme en una pesadilla de la que es imposible despertar. Si ese es el lugar más bonito del mundo, seguro que este es el peor de todos.
- ...
- Me encantaría poder estar allí, ahora, contigo, como antes. Si pudiera volver a aquel día. Todo sería perfecto: yo estaría feliz, vestiría aquel precioso vestido, luciría mi larga melena suelta y mi dulce sonrisa. ¿Recuerdas la sonrisa que tenía antes? Creo que desde aquel día nunca la volví a ver. Si pudiéramos volver atrás, tú estarías conmigo, estarías bien, te reirías y jugarías conmigo. Seríamos felices de nuevo. Lo seríamos juntos. Como una vez lo fuimos.
- ...
- Volveríamos a cantar al son del riachuelo, a saltar de escollo en escollo, a correr por los prados verdes, a jugar entre los árboles... Pero no volveríamos a aquel lugar, evitaría a toda costa que sucediera de nuevo aquello. No podría soportarlo. No podría verte caer otra vez, no
podría superar perderte por segunda vez.
- ...

- Ne... necesito salir de aquí. No puedo estar más aquí encerrada. Quiero irme contigo dónde sea que estés, quiero volver a aquél lugar contigo y quedarme allí para siempre. Odio este lugar. Odio esta habitación, estas paredes, esta cama y esta mesa. Odio esa estrecha puerta que no se abre nunca, y la ventanita por la que me observan esos estúpidos de blanco. Les odio. A ellos. Ellos me lo quitaron todo. Te apartaron de mi. Me encerraron aquí. Y me culpan a mi... Dicen... que lo hice yo, pero es mentira ¡te lo juro! Yo no hice nada, pero ellos dicen que si, que es culpa mía ¡que yo te maté! Pero no es cierto. Yo no hice nada. De verdad, no hice nada. Sólo pude quedarme quieta. Sólo observé cómo te ibas para siempre de mi vida, de mi mundo. Te juro que fue un accidente, yo te quería. ¡Yo no te maté, Jaime! ... Yo te vi morir.
||_†τåммч†_||